A corto plazo Mapfre se dirime entre dos referencias técnicas con aparente importancia.

Por un lado, la resistencia sita en 2,65 euros obstaculiza desde mediados del año pasado los rebotes en el valor.

Por otro lado la base del canal alcista que desarrolla desde agosto del año pasado transcurre haciendo de soporte en el corto plazo en 2,5 euros. Los indicadores en escalas más largas aconsejan una futura superación de resistencia. Mantendríamos o incrementaríamos con cierres encima de 2,65 euros ante la facilidad de buscar referencias de 3 euros.

Recomendación: MANTENER/ INCREMENTAR ENCIMA 2,65 euros.