La cadena de moda Mango no ha apreciado "de momento" el impacto de la desaceleración económica en su cifra de ventas, que ha crecido en los primeros meses del año un 14% respecto a 2007, según ha asegurado hoy su director general, Enric Casi, quien ha destacado que la compañía prevé triplicar su red comercial en un plazo de diez años, hasta alcanzar las 3.000 tiendas.