Los accionistas de Volkswagen tienen de plazo hasta mañana para acudir a la oferta pública de adquisición de acciones (OPA) formulada sobre el 100 por cien del capital por parte del primer accionista de la compañía, el fabricante de automóviles deportivos Porsche. La oferta es a precios inferiores a la cotización actual del primer fabricante europeo de automóviles.
A finales de marzo pasado, Porsche adquirió un 3,6% adicional en el capital de Volkswagen, con lo que alcanzó una participación del 30,94%. Al superar el umbral del 30%, la firma de Stuttgart se vio obligada a lanzar una OPA sobre el consorcio de Wolfsburg. No obstante, Porsche no tiene intención en hacerse con el control de Volkswagen, por lo que los precios de la OPA son inferiores a la cotización de las acciones de la compañía que preside Martin Winterkorn. Así, Porsche ofrece 100,92 euros por cada acción ordinaria de Volkswagen, mientras que en el caso de las acciones preferentes, la oferta alcanza 65,54 euros. Estos precios son muy inferiores a la cotización actual del primer fabricante europeo de automóviles. La oferta, que ha sido rechazada tanto por el consejo de administración como por el consejo de supervisión de Volkswagen, no está condicionada a la adquisición de un porcentaje mínimo de acciones. Antes de elevar su participación al 30,9%, Porsche era ya primer accionista del consorcio de Wolfsburg con un 27,3%, por delante del Estado de Baja Sajonia, que controla alrededor de un 20,3% de Volkswagen. El primer fabricante europeo de automóviles integra las marcas Volkswagen, Audi, Seat, Skoda, Lamborghini, Bentley y Bugatti, así como Volkswagen Vehículos Comerciales