El fabricante canadiense de componentes para automóviles Magna tiene previsto aprobar, el próximo martes 7 de julio, los últimos aspectos sobre la entrada en el capital de la firma de automóviles Opel (General Motors) y del plan de reestructuración de la compañía alemana, según informaron fuentes cercanas a la negociación. El consejo de administración de Magna prevé reunirse el próximo martes para desarrollar un plan de negocio en relación con el acuerdo alcanzado con General Motors para entrar en el accionariado de Opel, que podría ser la base de las negociaciones que está manteniendo con acreedores, como Commerzbank, para financiar la operación. Además, dichas fuentes señalaron que la multinacional norteamericana prevé financiar su entrada en Opel con garantías financieras públicas por importe de 3.000 millones de euros.