Los representantes de la empresa austriaco-canadiense Magna trasladaron hoy al comité de empresa de la planta de Opel España, ubicada en Figueruelas (Zaragoza), su intención de reducir "sustancialmente" el número de despidos previstos para la fábrica española, hasta las 1.350 personas, frente a los 1.700 previstos inicialmente, lo que supone rescindir el contrato a 350 personas menos. Así lo anunció el presidente del comité de empresa, José Juan Arceiz, en declaraciones a Europa Press, tras reunirse con directivos de Magna y de General Motors España, en un encuentro donde la multinacional austriaco-canadiense presentó un nuevo plan productivo para Opel España.