El grupo automovilístico austro-canadiense Magna International espera cerrar las conversaciones sobre la compra del fabricante alemán de automóviles Adam Opel GmbH en las tres próximas semanas, pero se enfrenta a una creciente resistencia, informa el diario Handelsblatt en un adelanto de un artículo el miércoles. El rotativo cita a fuentes anónimas cercanas a las negociaciones, que también revelan que un competidor chino de Magna aún está en la liza y visitará la sede de Opel en la localidad alemana de Ruesselsheim esta semana. Fred Irwin, que preside el consejo de fideicomisarios de Opel, dijo al periódico que el memorándum de entendimiento que allana el camino a una posible compra de Opel por Magna no es vinculante. "Todas las partes interesadas tienen acceso a la misma información".