El IBEX-35 se prevé que abrirá a 11.067,7 puntos, después de que la Fed se comprometiera a mantener bajos los tipos y ante la menor preocupación en torno a Grecia.

Inditex será protagonista por unos resultados de 2009 mejor de lo esperado.

Sacyr-Vallerhermoso podría subir tras la mejora de recomendación de UBS.
Repsol puede beneficiarse del alza del precio del crudo.