La firma Macquarie aconseja estar neutral con BBVA y le otorga un precio objetivo de 11,85 euros. Por otro lado, recomienda infraponderar las acciones de Santander, con un precio objetivo de 9,55 euros.