El préstamo al sector privado de la eurozona permaneció débil en febrero, indicando que las constricciones financieras de las compañías frenarán la recuperación económica de la región. El préstamo al sector privado cayó un 0,4% en febrero con respecto a un año antes, tras caer un 0,6% en enero, mostraron el jueves datos del Banco Central Europeo. Esto apuntala la idea de que el BCE no va a tener prisa por subir los tipos de interés, dijeron varios economistas. La masa monetaria de la M3 en la eurozona cayó a una tasa anual del 0,4% en febrero, tras subir un 0,1% en enero, dijo el BCE.