La petrolera rusa Lukoil ha comprado una participación del 45% en la refinería holandesa TRN a la francesa Total por unos 725 millones de dólares (520 millones de euros), según confirmó la compañía. El cierre de la transacción, que la mayor petrolera rusa encuadra en el marco de una amplia colaboración estratégica entre Lukoil y Total, está previsto para antes del final de 2009. "La adquisición de actividades de 'downstream' en Europa Occidental encaja en la estrategia orgánica de nuestra compañía dirigida a incrementar la capacidad de refino en las proximidades de los mercados donde son vendidos los productos con alto valor añadido", explicó el presidente de Lukoil, Vagit Alekperov.