La aerolínea de bandera alemana Deutsche Lufthansa dijo el jueves que tomará medidas para ahorrar 1.000 millones de euros hasta final de 2011, recortes que se centrarán en sus operaciones aéreas de pasajeros donde sigue cayendo el ingreso medio por persona.  Las aerolíneas de todo el mundo están reduciendo sus costes y capacidad a medida que la crisis económica ha afectado a la demanda de viajes aéreos, sobre todo de billetes de primera clase. A finales de junio, Lufthansa dijo que estas medidas le llevarían a ahorrar unos 300 millones de euros en 2009, en parte con reducciones de capacidad.