La aerolínea alemana cerró el ejercicio 2009 con unas pérdidas de 112 millones de euros, frente al beneficio de 542 millones obtenido en 2008. Lufthansa, tras confirmar su entrada en números rojos, ha anunciado que no dará dividendo este año. Las acciones de la aerolínea, pese a todo, suben un 2%.