La cadena estadounidense de establecimientos de venta de productos de bricolaje cerró el tercer trimestre del año con un beneficio de 344 millones de dólares, frente a los 488 millones del año anterior.