El Gremio de Vendedores de Vehículos a Motor de Barcelona y Provincia (GVVM) valoró hoy positivamente la prórroga del Plan 2000E de ayudas directas a la compra de coches para 2010, que contará con una dotación de 100 millones de euros e introducirá mejoras en la gestión. Según señaló el gremio en un comunicado, las ayudas "se agotarán antes de lo que sería deseable", pero celebraron que el sistema se abra a nuevos agentes de venta que no intervinieron en el plan de 2009 y que se garantice el derecho de subvención a partir del momento en que se ha producido la venta, sin esperar a que se matricule el vehículo nuevo.