Los mercados no discriminan y ni tan siquiera los Oráculos son capaces de predecir con una certeza absoluta que deparará una inversión. En la última carta a sus accionistas, el multimillonario Warren Buffet desgrana los tres grandes errores de Berkshire’s Corporate en 2011.

 

El “gran error” de Warren Buffet fue la compra de 2.000 millones de dólares en varias emisiones de la empresa energética tejana Energy Future Holdings. El millonario de Omaha reconoce que “en gran medida, las perspectivas de la compañía estaban muy ligadas al precio del gas natural, que comenzó a perder fuelle poco después de su inversión y que aun hoy sigue mal”. Buffet afirma que aunque recibe unos intereses de algo más de 100 millones de euros desde la compra, la capacidad de la compañía para pagar su deuda se agotará pronto, a no ser que los precios del gas natural suban”. De hecho, en 2011 Berkshire realizó una provisión de 1.000 millones de dólares en 2010 y de 390 millones de dólares el año pasado.

Pero Buffet no sólo se ha equivocado con esa eléctrica y así lo manifiesta en su carta a sus accionistas; hay dos errores más. El segundo también está relacionado con posiciones de la firma en emisiones de bonos corporativos. El año pasado Swiss Re, Goldman Sachs y General Electric recompraron varias emisiones de deuda en las que el fondo estaba invertido y que le proporcionaban la nada despreciable cantidad de 1,200 millones de dólares cada año en concepto de intereses.

Error en la recuperación del sector inmobiliario en EE.UU.

El tercer error de Buffet tiene que ver con la recuperación del mercado de la vivienda en Estados Unidos. Warren Buffet pensaba que el sector comenzaría a levantar el vuelo el año pasado. Él mismo admite que estaba terriblemente equivocado en esta suposición (“i was dead wrong”).

Berkshire reconoce que tiene inversiones en 5 negocios muy influenciados por la actividad inmobiliaria. Además de posiciones en Clayton Homes (mayor constructora del país), también tienen acciones de Acme Brick, Shaw, Johns Manville y MiTek. Estas cuatro compañías obtuvieron un beneficio agregado el año pasado de algo más de 513 millones de dólares, una cifra muy parecida al año anterior, aunque considerablemente inferior a los 1.800 millones de dólares que ganaron en 2006, antes del inicio de la crisis.

A pesar de errar en el momento de la recuperación, Buffet asegura que el sector de la construcción se recuperará en el tiempo. El inversor afirma que en la actualidad, tras la crisis, en Estados Unidos se están creando cada año más hogares que viviendas construidas.

En la actualidad en Estados Unidos se inicia la construcción de alrededor de 600.000 viviendas cada año. Warren Buffet considera que cuando la situación se estabilice, esa cifra aumentará hasta el millón. En su opinión, en ese momento el empleo se recuperará y la economía comenzará a repuntar. De hecho, el millonario afirma que cuando llegue ese día, la máxima que dice que “los mejores días de América están aun por llegar”, será de nuevo una realidad.

Principales posiciones  

En su carta Buffet va más allá de la poesía y desgrana la composición de su cartera en renta variable que, en la actualidad, tiene un valor de algo más de 1.000 millones de dólares. Las cinco principales posiciones de Berkshire están en American Express, Coca Cola, ConocoPhillips, IBM, Johnson & Johnson y Wells Fargo.