Trabajadores de SOS Corporación Alimentaria se concentrarán hoy ante la fábrica de Las Palmas de Gran Canaria para protestar por el plan de extinción de 150 contratos propuesto por el grupo, que podría afectar a 25 empleados en Canarias, lo que conllevaría "el cierre total" de este centro, según anunció ayer UGT.  En rueda de prensa, la organización sindical reclamó la intervención de la Administración para resolver este "conflicto", que afecta a una empresa "emblemática y arraigada" en las islas.