Los empleados de Iberia apuestan por que la compañía se acerque a otra aerolínea europea, como British Airways o Lufthansa, en un futuro proceso de consolidación del sector aéreo, y temen el interés del fondo de capital riesgo Texas Pacific Group (TPG), según señalaron fuentes sindicales a Europa Press.
"La oferta (de TPG) puede ser peligrosa", señalaron las mismas fuentes, después de que Iberia informara de que el fondo estadounidense ha solicitado información para la posible formulación de una OPA sobre el 100% de la compañía a un precio indicativo de 3,60 euros en efectivo por acción, lo que supondría valorar la aerolínea en unos 3.413,03 millones de euros. Asimismo, indicaron que la acción de Iberia "todavía tiene potencial de seguir creciendo". Los títulos de la aerolínea cerraron ayer y hoy a 4 euros y 3,99 euros, respectivamente. En esta misma línea se mostraron los analistas consultados por Europa Press, al considerar que una oferta sobre Iberia triunfaría si se sitúa por encima de los cuatro euros por acción. Las apuestas entre los empleados se dirigen hacia British Airways. El acuerdo de código compartido con Iberia, su pertenencia a la alianza aérea Oneworld y los "diez años de sinergias" que han compartido ambas compañías son algunos de los argumentos que hacen favorita a la británica. Sin embargo, la opción alemana también cuenta con adeptos entre los empleados. En este caso, destacan las buenas condiciones de los trabajadores de Lufthansa y el acceso de Iberia a las rutas asiáticas de la aerolínea presidida por Wolfgang Mayrhuber. Los pilotos de Iberia por el momento se encuentran "tranquilos", al margen de los rumores de mercado sobre un posible movimiento corporativo, según señalaron a Europa Press fuentes de la sección en Iberia del sindicato español de pilotos de Líneas Aéreas (Sepla). Hasta que no se concrete una oferta y se conozca cómo afectará a los planes de la empresa y a los trabajadores, los pilotos prefieren mantener las distancias. Sin embargo, reconocen que estos rumores les han hecho pasar "a un segundo plano", ya que todavía está pendiente la firma del Convenio Colectivo. Las buenas condiciones de otros convenios de compañías como British Airways o Lufthansa podrían beneficiar a los pilotos españoles, según señalaron a Europa Press fuentes del sector, aunque se mostraron prudentes sobre lo que pueda ocurrir con una fusión entre dos aerolíneas en términos de despidos.