Los salarios en las pequeñas empresas de EEUU están en su nivel más bajo desde marzo de 2006, aunque la confianza entre los propietarios de negocios está cayendo en medio de las preocupaciones por el coste de la reforma sanitaria del Gobierno de Barack Obama, según un sondeo mensual. La encuesta, basada en los datos de las nóminas de decenas de miles de negocios realizada por SurePayroll, halló que los salarios cayeron un 0,8 por ciento en julio respecto a junio y han caído más de un cinco por ciento desde que empezó el año.