Las acciones estadounidenses protagonizaron el jueves un rebote de última hora, debido a que otro jornada de fuertes resultados trimestrales corporativos como Starbucks contrarrestó preocupaciones sobre las finanzas de Grecia. El Dow Jones de Industriales escaló 0,08 por ciento, a 11.134,29 puntos, el Standard & Poor's 500 subió un 0,23 por ciento, a 1.208,67 putnos mientras el tecnológico Nasdaq avanzó  un 0,58 por ciento hasta los 2.519 puntos
Las ganancias del primer trimestre están en camino de marcar un récord en la cantidad de empresas que superaron las estimaciones.

El 85 por ciento de las 98 empresas del S&P 500 que reportaron hasta ahora superó las estimaciones, por encima del 61 por ciento de un trimestre típico, según Thomson Reuters.

Para ilustrar la reanudación del gasto de los consumidores, la cadena de cafeterías Starbucks y la empresa SanDisk que fabrica memoria flash para teléfonos móviles, cámaras digitales y otros dispositivos, presentaron resultados que superaron las estimaciones.

Las acciones de Starbucks  escalaron un 7,3 por ciento, a 27,25 dólares, y las de SanDisk subieron un 12,3 por ciento, a 42,22 dólares. Las ganancias de Hershey  casi se duplicaron y sus acciones subieron un 7,2 por ciento, a 48,08 dólares.

"Las ganancias en este periodo de reportes han sido muy fuertes, y lo realmente positivo provino del lado de los ingresos. Se ha visto que los ingresos realmente comienzan a crecer y eso muestra el gasto del sector privado", dijo Tim Ghriskey, presidente de inversiones de Solaris Asset Management, en Bedford Hills, Nueva York.

"Los consumidores están despertando y satisfaciendo parte de su demanda acumulada", afirmó.

Las cifras que apuntaron a una mayor estabilización del mercado laboral se sumaron al tono positivo y ayudaron a reforzar el optimismo sobre la recuperación de la economía estadounidense. Los grandes manufactureros también tuvieron fuertes desempeños, y las acciones de Boeing  subieron un 2 por ciento a 75,59 dólares.

Además de SanDisk, el fabricante del iPhone, Apple también contribuyó a la fortaleza de las acciones de tecnología, con un aumento del 2,8 por ciento, a 266,36 dólares, otro cierre récord.

Los operadores dijeron que los inversionistas estaban alentados de que un discurso sobre la reforma financiera del presidente Barack Obama no hubiera acarreado una mala predisposición hacia Wall Street.

Las solicitudes iniciales de los beneficios por desempleo cayeron en 24.000 a una cifra ajustada estacionalmente de 456.000, dijo el Departamento de Trabajo, con lo que se reanudó la tendencia bajista que había sido interrumpida por el feriado de Pascuas. Los mercados esperaban 455.000 pedidos.