La sombra de la volatilidad es alargada, y no hay manera de que el equilibrio llegue al parqué neoyorquino. Cualquier dato positivo se convierte en un rayo de esperanza para los inversores que hoy apuestan al menos al comienzo de la jornada, por las compras a la sombra de Walt Disney y de Time Warner. Los datos macroeonómicos no son buenos, el crecimiento de la productividad en un 1,8% y el de las solicitudes de hipotecas en un 3% respecto a la semana anterior, certifican la ralentización de la economía americana. Aunque negativo, el dato de costes laborales ha sido mejor de lo esperado, creció un 2,1% frente al 3,5% esperado, pero el trimestre anterior había descendido en un 2%.También el informe presentado por la sociedad de inversiones Schroders invita a un cierto optimismo, y es que según sus previsiones la Reserva Federal reducirá los tipos de interés en medio punto más durante este primer semestre y a finales de junio los dejará en el 2,5%. Todo con el objetivo de que la tan traída y llevada recesión económica no sea una realidad. Gráfico Dow