Las acciones estadounidenses marcaron el miércoles su quinta alza consecutiva, impulsadas por resultados corporativos mejores a los esperados y por un positivo dato de ventas minoristas de marzo. El Nasdaq registró su número de máximos de 52 semanas más alto desde enero del 2004 mientras que la tendencia alcista del mercado llevó al índice S&P 500 por encima de los 1.200 puntos por primera vez en 18 meses. Por su parte, el Dow Jones de Industriales subió un 0,93% hasta los 11.123 puntos.
La empresa tecnológica Intel  y el banco JPMorgan Chase integrantes del Dow Jones, superaron el desempeño del mercado después de presentar resultados mejores a los esperados.

JPMorgan fue el mayor ganador porcentual en el Dow, con un alza de un 4 por ciento en sus acciones, a 47,73 dólares, seguido por las acciones de Bank of America  -que reportará sus resultados el viernes-, las cuales subieron un 3,9 por ciento, a 19,40 dólares.

Los papeles de Intel escalaron un 3,3 por ciento a 23,52 dólares. "Había expectativas demasiado altas para JPMorgan e Intel, por lo que los reportes muestran cómo están mejorando las cosas", dijo Douglas Peta, un estratega independiente de mercados de Nueva York.

El promedio industrial Dow Jones subió 103,69 puntos, o un 0,94 por ciento, a 11.123,11 unidades, mientras que el más amplio Standard & Poor's 500 ganó 13,35 puntos, o un 1,12 ciento, a 1.210,65 unidades. El índice Nasdaq Composite avanzó 38,87 puntos, o un 1,58 por ciento, a 2.504,86.

Las fuertes ganancias de JPMorgan e Intel, y los buenos volúmenes de operaciones alentaron la confianza de los inversionistas después de la decepción causada por los ingresos del productor de aluminio Alcoa que el lunes dio inició a la temporada de resultados del primer trimestre.

Las ventas minoristas de marzo también impulsaron la confianza de los inversores, al aumentar un 1,6 por ciento, reportó el Departamento de Comercio, con lo que superaron las expectativas de un incremento del 1,2 por ciento. El índice minorista del S&P subió un 1,2 por ciento.

"Todos los que dijeron que el consumo estaba muerto claramente tienen que reconsiderar el obituario", dijo Peta.

Los sectores financieros y de tecnología lideraron los avances en el S&P 500, el cual superó los 1.200 puntos por primera vez desde septiembre del 2008, cuando colapsó el banco Lehman Brothers y se desató lo peor de la crisis financiera.

El índice de bancos KBW subió un 3,4 por ciento, mientras que las acciones de Citigroup ganaron un 6,9 por ciento, a 4,94 dólares, y fueron las más negociadas en la Bolsa de Valores de Nueva York.

Las acciones de energía avanzaron después de una sorpresiva caída en los inventarios del petróleo crudo estadounidense, una señal positiva de la demanda que impulsó una subida del 2,3 en los futuros del crudo para entrega en mayo, hasta 85,99 dólares el barril.