La bolsa española amanece plana, sin mucho ánimo. A pesar del cierre positivo de Wall Street, “le cuesta desperezarse” tras el repunte de la última jornada, que dejaba a su principal indicador a un paso de sus máximos históricos. El Ibex 35 cede un inapreciable 0,07 por ciento y se coloca en los 15.419 puntos, en un día con los resultados empresariales como protagonistas, en particular los del BBVA e Iberdrola. El resto de plazas europeas comienzan el día con tendencia mixta, mientras el cambio euro-dólarse coloca en las 1,4223 unidades.
La renta variable española comienza el día sin un rumbo fijo aunque poco a poco se va decantando por los descensos moderados. Los resultados empresariales son la guía de los inversores esta jornada y entre ellos, hemos conocido los del BBVA , que han sido mejores de lo esperado. La entidad ha obtenido un beneficio neto de 4.756 millones de euros hasta septiembre, lo que supone incrementar sus ganancias en un 6,7 por ciento con respecto al mismo periodo del pasado año. No obstante, la mejora es superior al 20 por ciento si no se tienen en cuenta ingresos extraordinarios. Los títulos de la entidad recortan un 0,18 por ciento. Pero no han sido las únicas cifras que se han dado a conocer. Los inversores tienen sobre la mesa las cuentas hasta septiembre de Iberdrola, cuyo beneficio neto ha alcanzado los 1.613 millones de euros hasta septiembre, es decir, un 30,5 por ciento más respecto a lo ganado en el mismo periodo del año anterior. Pese a ello, la eléctrica se deja un 0,45 por ciento. De la indefinición que muestra el mercado en los primeros compases dan buena cuenta los recortes moderados de los pesos pesados. Así, Santander baja un 0,2 por ciento, mientras que Telefónica recorta un 0,13 por ciento. La compañía ya tiene el visto bueno del regulador brasileño para entrar en Telecom Italia, aunque con condiciones. Lejos de la indefinición se muestra Telecinco, la mejor del Ibex 35 en la apertura, al sumar un 3,9 por ciento. La compañía de televisión celebra un aumento del 15 por ciento en sus ingresos publicitarios, bastante por encima de lo que esperaba el mercado.