La media de los créditos diarios concedidos por la banca japonesa en el año fiscal 2007, que concluyó en marzo pasado, aumentó un 0,7% interanual, según el Banco de Japón (BOJ). Los prestamos bancarios subieron en ese ejercicio fiscal hasta los 388,80 billones de yenes (3,83 billones de dólares). No obstante, el crecimiento en el año fiscal 2007 fue menor que el aumento del 1,5% registrado en el ejercicio anterior debido a la crisis de las "subprime" en Estados Unidos, que redujo el número de fusiones y adquisiciones de empresas. El BOJ alertó además de que la nueva legislación para la construcción introducida el pasado verano en Japón, para prevenir posibles terremotos, también ralentizó las peticiones de crédito.