Los precios del alquiler de apartamentos cercanos a la playa descendieron hasta alcanzar una media de 2.300 euros por mes, lo que supone una caída del 10% este verano con respecto al mismo periodo de 2008, según un informe elaborado por TecniTasa (Técnicos en Tasación) en todas su delegaciones provinciales.  Así, los pisos de Almería, Granada, Málaga, Valencia, Alicante, Lugo, Coruña, Tenerife y Murcia representan los destinos de primera línea de playa más asequibles para estas vacaciones, con precios que no superan los 2.000 euros por mes.