Los precios de la gasolina y el gasóleo acumulan descensos del 3% y del 2,2%, respectivamente, desde los máximos de agosto, que, en el caso del gasóleo, fueron también los niveles más altos de todo el año. En concreto, la gasolina acumula cuatro semanas consecutivas de descensos con respecto a los 1,098 euros el litro de máxima marcados en agosto, y cuesta en la actualidad 1,066 euros el litro. En la última semana, el abaratamiento fue del 1%.