Los precios de importación de Estados Unidos correspondientes al mes de mayo han subido un 0,9 por ciento, el triple de lo previsto por el mercado. En tasa interanual, el aumento de los precios de las materias que compra EE.UU han aumentado un 1,1 por ciento. Sin contabilizar los costes del petróleo, el repunte de los precios de importación habría sido del 0,5 por ciento.