Los pedidos manufactureros de Alemania cayeron un 3,5% en el segundo mes del año, dejando la tasa internaual en el -38,2%.  Los expertos esperaban una caída del 2,7% en el mismo mes.