Los pedidos de fábrica estadounidenses correspondientes al mes de abril han sido del 0,3%, cuatro décimas por debajo del 0,7% que habían previsto los expertos, y lejos del 3,5% registrado el mes anterior. El dato revisado de los pedidos de fábrica es del 4,1%.