Los pedidos de bienes duraderos en Estados Unidos cayeron un 4,9% en agosto con respecto al mes anterior, frente a la previsión de un recorte del 3,1% que esperaba el mercado, según datos del Departamento de Comercio. Sin los pedidos de transporte el dato mostró un retroceso del 1,8%, frente a la caída prevista del 1,2%.
El dato, que representa la caída más pronunciada de los últimos siete meses, ha sido más negativo de lo previsto por el consenso de analistas que estimaba un descenso del 3,5%, y se produce después de dos meses consecutivos de subidas. Excluyendo los pedidos relacionados con la industria del transporte, la referencia experimentó un descenso del 1,8%, mientras que sin tener en cuenta los pedidos relacionados con el sector de defensa, la caída fue del 5,9%. La demanda de equipos de transporte bajaron un 11,2% en agosto, arrastrada por el descenso del 41% en los pedidos de aviones comerciales y del 6,2% en automóviles y componentes, que sólo fue parcialmente compensada por el incremento del 43,2% en la demanda de aviones militares.