Los operadores de telecomunicaciones deberán hacer mejoras importantes en la efectividad de los servicios de atención al cliente y en el tratamiento de las reclamaciones, según el último informe del Centro de Investigación sociológicas (CIS) en colaboración con la Secretaria de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información (Setsi). La mitad de los usuarios de telefonía móvil y en torno a la tercera parte de los de servicios fijos que han tenido alguna incidencia en el último año, de acuerdo con los datos del estudio a los que tuvo acceso Europa Press.