Si bien la compra de última hora de Bear Stearns (BSC) por parte de JPMorgan (JPM) alivió los temores del mercado en general, en poco afianzó la confianza de muchos de los clientes de Bear Stearns. Durante una conferencia telefónica de Deutsche Bank, Bill Winters, copresidente ejecutivo del banco de inversiones de JPM, ha dicho que los negocios actuales de BSC siguen "severamente reducidos". Winters ha agregado que muchos de los clientes han mantenido sus cuentas con BSC, incluso si no mantienen fondos. "Están listos a invertir dinero nuevamente", una vez que BSC sea parte de JPM, afirma Winters. Sin embargo, esto sirve de poco consuelo para los accionistas de BSC.(MDE)