Los accionistas minoritarios de La Seda han llevado las presuntas irregularidades contables de La Seda a la Fiscalía Anticorrupción, según han confirmado hoy a Efe fuentes jurídicas y empresariales conocedoras del proceso. Estos accionistas entregaron el pasado viernes el informe de la firma de auditoría KPMG en la Fiscalía Anticorrupción en Madrid por si las operaciones que se detallan en dicho trabajo pudieran ser constitutivas de delito. Portavoces de La Seda no se han pronunciado al respecto y han asegurado que la fiscalía no les ha comunicado el comienzo de alguna acción que les afecte. La plataforma de accionistas Unidos Por La Seda, que funciona a través de internet y que dice representar a más de seis millones de acciones, también había denunciado al Consejo de Administración ante la fiscalía de delitos económicos del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.