Los líderes del G20 quieren acabar con las primas exorbitantes que han venido cobrando los banqueros por tomar decisiones calificadas de "irresponsables" y a las que se culpa en buena medida de la actual crisis financiera. En su cumbre de hoy, los dirigentes de ese grupo de países ricos y emergentes quieren establecer el acuerdo de que se prime a los banqueros por los resultados a largo plazo de sus decisiones, según el diario "The Daily Telegraph". El pago se haría en forma de acciones que los banqueros podrían vender sólo al cabo de unos años, explica el periódico.
Las primas multimillonarias pagadas a los banqueros han animado a muchos de ellos a tomar decisiones muy arriesgadas en el convencimiento de que, cualquiera que fuera el resultado, ellos no iban a salir perdiendo, según se ha denunciado una y otra vez en los días previos a la cumbre.

En una conferencia de prensa conjunta, este miércoles, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y la canciller federal alemana, Angela Merkel, reclamaron un mayor control de estos pagos junto a la supervisión de todo el sistema financiero internacional.

Según el Daily Telegraph, los dos líderes europeos llegaron a exigir en un principio que se estableciera incluso un límite preciso a la paga de los banqueros, algo que no prosperó.

Francia y Alemania exigen también la publicación inmediata, o dentro de pocos días como máximo, de una lista de los paraísos fiscales que permiten a los ricos y a muchas empresas evadir impuestos.

El director gerente del Fondo Monetario Internacional, Dominque Strauss-Kahn, advierte hoy en declaraciones al diario Financial Times de la urgencia de "hacer una limpieza de los activos tóxicos" que emponzoñan el sistema bancario global.

Según Strauss-Kahn, la experiencia que tiene el fondo de las 122 crisis bancarias que se han sucedido es que "no es posible una recuperación hasta que no se consigue limpiar el sector bancario".

"Estados Unidos tiene razón al insistir en las medidas de estímulo (económico) y también la tiene la UE al insistir en la regulación (del sistema financiero). Pero ni unos ni otros están avanzando con las prisas que sería necesarias para hacer una limpieza en el sistema financiero", critica el alto funcionario internacional.