Así de contundente se ha mostrado la presidenta de la Reserva Federal de San Francisco. Janet Yellen considera que "la expansión de los préstamos a tipo de interés variable en el sector de hipotecas de riesgo podría haber reflejado una perspectiva demasiado benévola de los riesgos subyacentes y algunos prestamistas han pagado un alto precio por eso". Yellen se ha mostrado preocupada ante la posibilidad de que un cambio repentino en la percepción del riesgo, como ocurrió durante la crisis financiera asiática del 97-98 pueda volver a provocar fuertes caídas en el precio de los activos y una preocupante y repentina erosión de la liquidez del mercado.