Los inventarios empresariales del mes de marzo cayeron en Estados Unidos una décima, cuando se esperaba un incremento del 0,3 por ciento.
Además, se ha corregido a la baja el dato de febrero hasta un crecimiento del 0,2 por ciento, frente al 0,3 por ciento anunciado en una primera estimación, según ha comunicado hoy el Departamento de Comercio norteamericano.