Las reservas semanales de petróleo cayeron en 1,1 millones de barriles hasta los 313,6 millones, cuando el consenso del mercado esperaba un repunte de 800.000 barriles. Además, los inventarios de gasolina se incrementaron en 200.000 frente a los 700.000 esperados y los inventarios de derivados retrocedieron en 2,4 millones, frente a una previsión de menos 300.000 barriles, según acaba de anunciar el departamento de energía de EEUU. deepartamento de Energía (16.30