Vodafone Group  ha anunciado que sus ingresos crecieron un 9,3% en el primer trimestre de su ejercicio fiscal impulsados por las adquisiciones y los efectos del cambio de divisas, y reiteró sus previsiones para el conjunto del año, a pesar de que se mantienen las caídas en el negocio europeo. El primer operador de telefonía móvil del mundo por volumen de ingresos dijo que sus ventas ascendieron a 10.740 millones de libras en el trimestre finalizado en junio, frente a 9.830 millones de libras el año anterior. Sin tener en cuenta el efecto de las divisas y las adquisiciones realizadas, los ingresos de los servicios móviles de voz y datos cayeron un 2,1%, lastrados por el comportamiento en Europa.