El número de efectos de comercio comprados a plazos y devueltos por impago de familias y empresas bajó un 16,6% en 2009 en relación a  2008 hasta sumar más de 5,6 millones, mientras que el valor medio de estos efectos descendió un 21,8% en el año y se situó en 2.438 euros, según ha informado el Instituto Nacional de Estadística.