Los impagos de las pymes de Andalucía aumentaron un 45 por ciento en 2008 con una cantidad de facturas impagadas superior a 291 millones de euros y se prevé que la morosidad aumente un 16 por ciento en 2009, lo que elevaría los impagos hasta 338 millones, según Affirma Abogados & Consultores. Andalucía fue la tercera comunidad española en el ránking de morosidad, detrás de Cataluña, con 341,5 millones en facturas impagadas y Madrid, con 305 millones de euros. La morosidad de las empresas españolas sigue creciendo y este problema se ha convertido en una de las principales causas de cierre de las compañías, con más de 21.000 compañías que cerraron durante el último año, de ellas 2.960 en Andalucía.