Los gastos de consumo de los hogares franceses bajaron un 0,8 por ciento en abril pasado tras haber empeorado un punto porcentual en el mes anterior. Los datos de marzo pasado fueron revisados, puesto que inicialmente se había indicado que los gastos de consumo de ese mes habían caído un 1,7%. Si se excluyen los gastos de automóviles, neumáticos, piezas y productos médicos, el índice descendió un 0,6% en abril, tras la caída del 1,4% registrada en el mes anterior. Los gastos en bienes duraderos bajaron un 0,6%, igual que en el mes anterior, mientras que los hogares gastaron un 2,7% menos en automóvil, tras el retroceso del 1,1% de marzo. Subieron los gastos en equipamiento para el hogar un 1,6%, tras el estancamiento registrado en el mes anterior, y se desplomaron los de textil y cuero, que bajaron un 3% después de haber descendido un 2,9% en marzo.