Los gastos de construcción en Estados Unidos bajaron un 0,3% en junio frente al aumento del 1,1% de mayo. El dato es inesperado, ya que el consenso de los analistas esperaba una subida del 0,2%.