Los gastos de construcción en Estados Unidos ascendieron inesperadamente en noviembre, pese a que los desembolsos en construcciones residenciales volvieron a caer. Los gastos totales aumentaron un 0,1% a una tasa anual ajustada por factores estacionales de US$1,165 billones, informó el miércoles el Departamento de Comercio. Los gastos de octubre cayeron el 0,4%, luego de una pronunciada revisión al alza. Originalmente, el gobierno informó que los gastos de ese mes habían descendido el 0,8%. Los gastos de noviembre sorprendieron al mercado. Wall Street esperaba un descenso del 0,4% para el último mes del 2007.