La preapertura de Wall Street adelanta una sesión plana a la espera de conocer cuál será el rumbo que tome la Reserva Federal en materia de tipos de interés. Los índices se mueven en un rango estrecho que lleva al S&P500 a los 1.067 puntos. El Nasdaq cotizaba a los 1.733 puntos mientras que el Dow Jones cotiza en los 9.771 puntos.
El martes, los principales índices de acciones de Estados Unidos concluyeron con alzas, a medida que los inversionistas recobraban la confianza en una recuperación económica y el mercado espera el resultado de la reunión del Comité de Mercados Abiertos de la Fed programada para el martes y el miércoles.

Detrás de la reciente fortaleza está la idea de que la Reserva Federal mantendrá inalterado su estímulo monetario por algún tiempo. No se espera un alza de tasas cuando el Comité de Mercados Abiertos de la Fed anuncie su decisión a las 20.15 horas, y la atención se centrará en la declaración que explica la decisión, y en particular, en si continuará con un programa para comprar 1,25 billones en valores respaldados por hipotecas.

La Fed ya ha comprado alrededor de dos terceras partes de ese monto. En tanto, en Washington, el Comité de Finanzas del Senado seguirá debatiendo sobre legislación para el cuidado de la salud, mientras que el secretario del Tesoro, Timothy Geithner, está testificando sobre regulación financiera.

AutoZone  y General Mills informarán sus resultados, y Seagate Technology estará al centro de la atención luego que el fabricante de discos duros indicara que las ventas se situarán en el extremo superior de sus proyecciones. En el extranjero, las acciones asiáticas en general perdían terreno. El índice compuesto de Shanghai cerró el miércoles con una baja de 54,83 puntos, o un 1,9%, a 2.842.72, mientras que el índice Hang Seng de Hong Kong perdió un 0,5%.