El mercado americano podría cumplir hoy su tercer día de caídas si los futuros se mantienen en el terreno de las pérdidas. Mientras, el par euro/dólar sigue encerrado en las cercanías del 1,40, frente al mínimo que marcaba hace dos días y con un euro en horas bajas que favorece las exportaciones comunitarias.

Nada hace levantar el ánimo a Wall Street que, de momento, se está dejando engatusar por el color rojo. El Dow Jones de industriales recorta antes de la apertura un 0,16%, los futuros del S&P 500 se dejan un 0,18%, mientras que el tecnológico Nasdaq retrocede tímidamente un 0,10%. Lo cierto es que si los futuros apuntan hoy a las pérdidas, tampoco lo hacen de forma descarada como en otras jornadas por lo que no valdrían las grandes afirmaciones.

El mercado americano está pendiente este miércoles de la cifra de pedidos de bienes duraderos que se hará pública una hora antes de que abra el mercado y su importancia reside en que de ella se deriva el ritmo que lleva la recuperación de la economía americana. A esto hay que sumarle, además, el dato sobre el índice de precios inmobiliarios que dará a conocer esta tarde.

El euro resiste por encima de los 1,40 dólares, y las commodities intentan consolidar el rebote de ayer. El barril tipo West Texas roza los 100 dólares, la plata remonta otro 3%, y el oro afianza los 1.500 dólares la onza.