Los contratos a futuro sobre los principales índices de acciones en Estados Unidos registraban fuertes alzas el lunes ante la confianza de los inversionistas de que lo peor de la crisis financiera quedó atrás. También mejoraba la percepción de los mercados cierto alivio sobre General Motors, ya que no se esperan grandes sorpresas en la solicitud de bancarrota de la automotriz que se materializará en un par de horas. Los contratos a futuro sobre el S&P 500 subían 15,6 puntos a 933,70, los futuros sobre el Nasdaq 100 ascendían 20,8 puntos a 1456,20, mientras que los del Promedio Industrial Dow Jones avanzaban 120 puntos a 8608. El viernes, los principales índices bursátiles de Estados Unidos cerraron al alza, tras una sesión volátil en la que se beneficiaron de un repunte tardío encabezado por las acciones vinculadas a los bienes básicos.