Los contratos a futuro de los principales índices de acciones en Estados Unidos no mostraban el miércoles por la mañana una dirección definida, en una jornada en la que el mercado digería el cauteloso panorama otorgado por Intel. Los contratos a futuro del Standard & Poor's 500 caían 0,60 puntos a 839,70, los futuros del Nasdaq descendían 8,5 puntos a 1315,50, mientras que los del Promedio Industrial Dow Jones avanzaban 4 puntos.