El Banco Central Europeo (BCE) subirá los tipos en 25 puntos básicos hasta el 4,25% en su reunión de este jueves, ante la persistencia de una inflación históricamente alta, que alcanzó de nuevo niveles récord en junio al situarse en el 4% interanual. En este sentido, Juan Antonio Cabrera, del servicio de estudios de Caja Madrid, apuesta por una subida de un cuarto de punto en la reunión de mañana tal y como dejo entrever el presidente del BCE en la última reunión del consejo de gobierno de la entidad y señala que el "efecto sorpresa" que ocasionaría en el mercado, así como los actuales niveles de inflación "dejan poco margen de maniobra al banco central".
Entre las opiniones recogidas por Europa Press, Celine Giffard, de Selftrade, también señala que ante la previsible subida de tipos, el mayor interés se centrará en la rueda de prensa de Trichet posterior a la reunión del consejo, donde se podría vislumbrar si la subida de tipos es un hecho puntual o el principio de una serie de incrementos. De este modo, Giffard advierte de que si el mensaje del presidente del BCE deja entrever nuevas subidas el Euríbor reflejará estas expectativas con nuevos incrementos. De cara al futuro, Juan Antonio Cabrera considera que el BCE "no efectuará nuevas subidas, pues la desaceleración de la economía irá ganando peso como factor condicionante en su toma de decisiones", aunque apunta que esta previsión está sujeta a la incertidumbre generada por la evolución del precio del petróleo "que parece no encontrar techo". Por su parte, desde Selftrade advierten de que "el mercado está preparado para lo peor" en referencia a que se produzca al menos una subida adicional antes de finales de año.