Los analistas creen que las subidas de los precios del níquel anunciadas por Acerinox no van a servir, de momento, para que el resultado operativo de la empresa vuelva a ser positivo, aunque ya se esté notando un aumento de la demanda de los almacenistas. La siderúrgica ha anunciado una subida de los precios de los productos largos de 100 euros la tonelada, tanto para los almacenados en stock como para los pedidos de producción inmediatos. Asimismo, recientemente, anunció un aumento también a 100 euros para los productos planos.