Los procesos de ejecución hipotecaria en EEUU afectaron en el segundo trimestre de 2008 a 739.714 propiedades, lo que supone un embargo hipotecario por cada 171 hogares, un 14% más que en los tres primeros meses del año y un 121% más que en el mismo periodo de 2007, según un informe elaborado por la consultora especializada RealtyTrac. Las recuperaciones de viviendas por parte de los bancos acreedores representaron el 30% del total de las ejecuciones hipotecarias durante el segundo trimestre, frente al 24% del primer trimestre, según explicó James J. Saccacio, consejero delegado de RealtyTrac, quien advirtió de que a finales de año podría producirse un nuevo repunte de la morosidad hipotecaria, lo que elevaría nuevamente la cifra de viviendas en proceso de embargo.