Las ejecuciones hipotecarias en EEUU aumentaron el pasado mes de abril un 32,2% respecto al mismo mes de 2008, a pesar de crecer apenas un 0,25% en términos mensuales, afectando a un total de 342.038 viviendas, lo que representa una nueva tasa récord de un proceso de embargo por cada 374 viviendas, según los datos de la consultora RealtyTrac. A este respecto, Saccacio explicó que la mayor parte de estos procesos se encontraban en fases iniciales, mientras que las reposesiones bancarias registraron descensos y se situaron en su nivel más bajo desde marzo de 2008.